¿Quién soy?

Soy Carlos Bermúdez, arquitecto, que buscando en mi esencia la parte de la arquitectura más coherente con mis valores, descubrí, en 2015, la Bioconstrucción, una manera de entender la arquitectura, la construcción y, en definitiva, la vida, más agradable, confortable, que cuida la salud de las personas, que aprovecha las energías que la naturaleza nos ofrece y más respetuosa con el medio ambiente.

En este sentido, a parte de mi trabajo proyectando viviendas saludables y eficientes, y reformando las ya construidas, hago una labor de difusión de todo lo que aprendo cada día, y que creo que puede ayudar a las personas a mejorar su vida.

¿Crees que puedo ayudarte?

Servicios

Inicios

Una vez finalizados mis estudios universitarios, ya trabajando como profesional liberal de la arquitectura, la mayoría de mis trabajos eran, precisamente, en la rehabilitación de edificios antiguos, me permitió aprender mucho sobre la construcción tradicional a través de una visión muy amplia de la arquitectura.

Descubrimiento de la Bioconstrucción

Es, entonces, cuando empiezo a estudiar sobre ciertos materiales utilizados en aquellos edificios (cal, piedra, arcilla…), me formo en la teoría y la práctica sobre algunos de ellos y en 2015 descubro el concepto de Bioconstrucción, o Biología del Hábitad, un concepto que se creó en Alemania (Baubiologie) en 1976, y que se define como la “Disciplina que estudia las relaciones integrales del ser humano con su entorno edificado” (definición del IBN-IEB Módulo 1 del Máster en Bioconstrucción).

Foto de Carlos Bermúdez
Foto de Carlos Bermúdez en la construcción de una casa de paja

Estudios en el IEB

En 2016 inicio el Máster en Bioconstrucción del Instituto Español de Baubiologie (IEB https://www.baubiologie.es/), ramificación peninsular del Institut für Baubiologie (IBN) germano y empiezo a rodearme de muchísima gente vinculada a este mundo que me han enseñado, no solo en lo que relacionado a la arquitectura y, en definitiva, a mi trabajo, sino a una manera de vivir más respetuosa con los demás y con el entorno que habitamos.

La bioconstrucción aprende de los materiales y técnicas constructivas tradicionales y mejora todos aquellos aspectos de calidad, comodidad y salud que se requieren en este momento.

Foto de Carlos Bermúdez en la construcción de una casa de paja

Valores

SALUD

Por encima de todo lo demás, ya que sin ella, el resto pierde prioridad.

ENTREGA

Para ofrecer en cada proyecto y en cada obra lo mejor de mi y sacar lo mejor de cada uno de los participantes.

RESPETO

A las decisiones, los gustos, las circunstancias económicas de mis clientes, así como a todos los participantes de la construcción.

CREATIVIDAD

Para proporcionar soluciones personalizadas para cada persona o familia, adaptándome a su manera de vivir y relacionarse.

ACOMPAÑAMIENTO

En todo momento, aportando toda mi experiencia y capacidades para que cada proyecto mejore las expectativas.

MEDIOAMBIENTE

Porque creo que debemos dejarles a nuestros hij@s un mundo mejor que el que nos hemos encontrado.

PROFESIONALIDAD

Basada en mis 20 años de experiencia aprendiendo de cada persona con la que me cruzo en mi camino.

¿Cómo lo hago?

MATERIALES

Utilizando materiales sostenibles y saludables. Estos no nos deben enfermar ni emitir tóxicos al ambiente interior. Normalmente estos son los materiales naturales como la madera, la tierra cruda o cocida, la cal, la piedra… Si son próximos al lugar, mejor, evitando transportes innecesarios y asegurando que éstos son los adecuados al clima de la zona.
Foto de unos troncos de madera
Foto de unos troncos de madera

BIOCLIMATISMO

Una vivienda bioclimática es aquella que mediante su configuración arquitectónica satisface las necesidades climatológicas de sus habitantes, aprovechando los recursos naturales y evitando el consumo de energía convencional. Estas estrategias se denominan pasivas.

INSTALACIONES

Las instalaciones deben de ser biocompatibles, es decir, aquellas que no producen interferencias con nuestro cuerpo. Las instalaciones de calefacción, refrigeración y eléctrica pueden producirnos afectaciones, e incluso enfermarnos, si no se realizan mediante los sistemas y materiales adecuados.

Otras instalaciones nos permiten un ahorro energético mediante sistemas activos: instalación fotovoltaica (energía eléctrica de la luz del sol), aerotermia (energía térmica contenida en el aire), geotermia (energía térmica contenida en la tierra).

Foto de una instalación fotovoltaica
Foto de una instalación fotovoltaica
yellow-divider-vertical

La base de todos estos conocimientos son las 25 reglas de la Bioconstrucción o Biología del hábitat del Institut für Baubiologie + Nachhaltigkeit (Rosenheim, Alemania) que desde el 1976 investiga y forma a técnicos en este ámbito.

Obras y Proyectos

¿Qué estoy cocinando?

Cuéntame tu sueño

¿Quieres aprender más sobre bioconstrucción?

Materiales, técnicas de construcción y sistemas pasivos para calentar y enfriar tu vivienda.

Ir al blog

¿Hablamos?

Si quieres ponerte en contacto conmigo, envíame un mensaje o usa el siguiente formulario:

    “Con madera se hacen puertas y ventanas, pero el vacío entre ellas hace habitable la casa. De este modo lo visible es útil, pero lo esencial permanece invisible.”

    Lao Tse